SÍMBOLO MÁS

Quizá uno de los símbolos matemáticos más conocidos es el símbolo más, ha estado presente a lo largo de la historia y desde tiempos antiguos ya es posible observar al símbolo que representaba “más”, como en los egipcios donde gracias a sus jeroglíficos hoy podemos saber que en aquellos tiempos utilizaban un par de piernas que caminaban en dirección hacia donde el texto se encontraba escrito. Más tarde, en Europa a inicios del siglo XV las letras “M” y “P” generalmente se usaban para representar “más” y “menos”, respectivamente. El libro publicado en 1494 de Luca Pacioli, donde detalló un compendio de matemáticas mostró por primera vez los símbolos P y M, por lo que se puede decir que estos símbolos matemáticos tuvieron mucha presencia durante la época.
Se cree que el símbolo “+” es una simplificación del latín “et” y que pudo ser derivado de una tilde escrita sobre la palabra m cuando indicaba resta. En el año de 1518 se aprecia otro uso temprano del símbolo “+” para referirse a la operación de adición en un libro publicado por Henricus Grammateus. Y para el año 1557 es Robert Recorde, el diseñador del signo de igual, quien introduce los signos de más y menos en Gran Bretaña, en el libro conocido como “The Whetstone of Witte”.
Ha sido un gran recorrido histórico, como sucede con diversos símbolos matemáticos para llegar al que representa al día de hoy el símbolo más, que en su versión más amplia se utiliza para identificar números positivos, considerándose también como un operador binario que indica la operación de sumar conocida como adición, como 4+6 = 10.
El símbolo más también puede funcionar como un operador unitario que deja a su operando sin cambios, por ejemplo en “+y” que significa lo mismo que “y”. Este tipo de representación generalmente se utiliza para resaltar la positividad de un número, sobre todo cuando se efectúa un contraste con su parte negativa.
Y como es el caso de la gran mayoría de los símbolos matemáticos el símbolo más puede también indicar otro tipo de operaciones, dependiendo del sistema matemático en el que se esté usando y de su contexto particular, por ejemplo en álgebra es posible encontrar diversas estructuras algebraicas que cuentan con operaciones equivalentes a la adición y que se sirven del símbolo más para representarlas.
Los símbolos matemáticos tienen la capacidad de extenderse a operaciones muy diferentes, por esto es que el símbolo más puede hacer referencia a un uso exclusivo que generalmente se escribe como “⊕” y que representa algo como: 1+1= 0, 1+0= 1. O bien, tratarse de una disyunción lógica que normalmente se escribe como “∨”.

SÍMBOLOS MATEMÁTICOS Y SU SIGNIFICADO

El mágico mundo de las matemáticas, amplio y en ocasiones complejo, tiene su propio idioma, un lenguaje que sirve para comunicar, interpretar y resolver. En este mundo de las matemáticas y en su manera de comunicar participan los símbolos matemáticos, que son utilizados para comunicar y que se prestan al análisis y la interpretación, también representan una operación o un concepto. Muchos de los símbolos matemáticos los usamos en la vida diaria, como la serie de dígitos 0,1,2,3, etc., si hacemos referencia a 0 como “cero” o “nada”, o si lo usamos en un número telefónico, entendemos su significado.
Por su amplio campo de aplicación existen muchos símbolos matemáticos que para poder ser utilizados es necesario conocer su significado, una vez sabiendo para qué son y lo que quieren decir se tendrá más confianza al momento de abordar alguna operación matemática.
La importancia de conocer los símbolos matemáticos y su significado radica en la necesidad de interpretar a las matemáticas. Para comprender el significado de los símbolos matemáticos hay dos cosas que nos ayudan:
• Contexto: El contexto en el que se está trabajando, es decir los temas específicos que se estudian.
• Convención: Es el evento en el que los matemáticos y científicos han decidido el significado particular de los símbolos matemáticos.
Los símbolos matemáticos más comunes y elementales son, como se mencionó anteriormente, los que se usan en la vida cotidiana, así el “+” significa más y el “-” significa menos, entre otros.
Las llamadas “variables” son otra forma de símbolos matemáticos, y son utilizadas cuando las cantidades toman diferentes valores. Por ejemplo para medir la velocidad de un automóvil cuando se enfrenta ante una distancia, a medida que se desplaza, la velocidad puede variar, razón por la cual la velocidad vendría a ser la variable. Para representar cantidades de este tipo generalmente se usan letras, por ejemplo la letra “v”, distancia sería la letra “d” y la letra “t” para tiempo. Dichas letras son consideradas como símbolos matemáticos. También depende del contexto en el que se usen, es decir “v” podría referirse a volumen por ejemplo, por eso es necesario prestar atención a los elementos que rodean a un símbolo matemático y enfocarse en el contexto.
En diversos cálculos es posible encontrar símbolos matemáticos representados con letras del alfabeto griego, por ejemplo “pi” la letra griega π, que se utiliza para representar el número 3.14159. Generalmente se usa α (alfa), β (beta), y θ (theta) para representar los ángulos, mientras que la letra “sigma” Σ, se usa para representar la adición de varios números.
Es de mencionar que el posicionamiento de los números y de los símbolos matemáticos en relación del uno al otro también adquiere un sentido diferente, por ejemplo, 35o puede significar diferentes cosas en diferentes contextos, podría significar un ángulo de 35 grados, o bien 35 a la potencia cero, es decir a la 1.
Otros símbolos matemáticos indican relaciones o una complejidad numérica, como el símbolo % que significa “de cada 100”, donde 90% significa “noventa de cada cien”. El √ de la raíz cuadrada se refiere a un número que se multiplica por sí mismo, por ejemplo √25, significa 5 o -5 multiplicado por sí mismo.